Lugar:
Fuente:
La Jornada / César Arellano García

El Juzgado Décimo Sexto de Distrito en Materia Administrativa le negó al empresario mexicano Alonso Ancira una suspensión definitiva contra el bloqueo de sus cuentas bancarias por la Unidad de Inteligencia Financiera, de la Secretaría de Hacienda.

De acuerdo con el juez, Ancira no rindió más datos de prueba para precisar la demanda para recuperar su dinero.

“Si el recurrente no aporta prueba alguna para desvirtuar la negativa de las autoridades señaladas como responsables al rendir su informe previo, el mismo debe tenerse como cierto y, consecuentemente, negarse la suspensión, a no ser que en la audiencia se rindan pruebas en contrario”, señala el fallo.

Alonso Ancira, dueño de la empresa Altos Hornos de México es investigado por su presunta responsabilidad en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

A finales mayo, un juez de control con sede en el Reclusorio Norte libró órden de captura contra el propietario de Altos Hornos de México (AHMSA), detenido en España, acusado en la compraventa a un precio 10 veces superior a su valor de la empresa Agronitrogenados, que adquirió Petróleos Mexicanos (Pemex) cuando Emilio Lozoya Austin era el director general de la paraestatal, en la actualidad prófugo de la justicia.

A finales de junio, el juzgado Decimosexto de Distrito en materia Administrativa le negó al empresario mexicano una suspensión provisional contra del bloqueo de sus cuentas bancarias.

En ese entonces , el juez emplazó al presidente ejecutivo de Altos Hornos de México (AHMSA) para que precisara el acto que reclama, particularmente le pidió aclarar si es al que se refiere al oficio 110/F/13/1803/2019 del 24 de mayo de 2019 y otras. Una vez que el impartidor de justicia recibió el informe determinó rechazar la suspensión provisional. Este jueves le negó la definitiva.

La demanda quedó radicada en el expediente 9455/2019. El empresario fue detenido el pasado 28 de mayo en la ciudad de Palma de Mallorca y sólo tres días después de que la autoridades mexicanas decidieron congelar sus cuentas bancarias por un presunto caso de corrupción.