Los salarios negociados entre trabajadores y empresas en México registraron un aumento promedio de 5.9 por ciento en el primer semestre, la mayor cifra para un periodo similar desde el 2002. El incremento en junio fue de 6.1 por ciento, el más elevado desde 2001, de acuerdo con datos de la STPS. La información es de “El Financiero”.