Lugar:
Fuente:
XEU Noticias / Joel Cruz

La noche del lunes un vendedor de raspados se convirtió en “héroe” al salvar a una familia de ahogarse en playa La Bamba del municipio de Boca del Río.

Alrededor de las 8:00 de la noche tres adultos (padre e hijos de 14 y 21 años de edad) provenientes del Estado de México se metieron a nadar en la zona, pero las olas los arrastraron.

El vendedor que comercializaba sus raspados observó la escena y decidió lanzarse al mar para ayudarlos a salir con vida.

El director de Protección Civil, Andrés Escalera, narró que cuando personal a su cargo llegó tras un llamado de auxilio, el vendedor ya había rescatado a las personas.

“Él por instinto fue que hizo esto, el instinto de ayudar fue que lo hizo que él apoyara en el rescate (…) Estaba muy alterado, estaba muy nervioso, pero las personas ya estaban afuera”.

Aunque las autoridades municipales no tienen su nombre ni domicilio registrado, en redes sociales lo han identificado como Samuel Jiménez Díaz.

Incluso circula una fotografía que le tomaron, en donde luce una camiseta roja, pantalón de mezclilla, zapatos café, y gorra negra.

Aunque salvó a tres personas de morir ahogadas, cuando quisieron saber más de él ya se había retirado del lugar por lo que fue imposible recabar sus datos.

Usuarios de Facebook han reconocido el valor que tuvo para lanzarse al mar y rescatar a personas desconocidas, sin importar el riesgo a su integridad física.