En la entrevista que Carlos Urzúa le concedió a “Proceso” señala que existe un conflicto de interés con Alfonso Romo ya que es al mismo tiempo dueño de la casa de Bolsa “Véctor” y Jefe de la Oficina de la Presidencia ya que además, señaló, influyó en el nombramiento de la titular del SAT y de los Directores de Bancomext y Nafinsa. En Palacio Nacional nos aseguran que cuentan con las pruebas de que no existe ningún familiar de Romo que aparezca como socio de “Véctor”. A ver en qué termina esto. Lo comentan en “Bajo Reserva” de El Universal de Ealy Ortiz.