Al ex-gobernador de Veracruz, Patricio Chirinos Calero, de niño le gustaba montar a caballo y nadar. Con su amigo “El Grandote” Lagunes Contreras, a quien nombró Oficial Mayor en su gobierno y quien hoy vive en Durango, cruzaba el Río Pánuco y lo hacían también para conseguir sandías. Ayer le hicimos cápsula por su cumpleaños, y en nuestras páginas de Facebook llevaba casi 300 “me gusta”, 125 comentarios (90% de ellos, favorables) y 65 veces compartido. La mayoría de los lectores le reconocen su honestidad y trato respetuoso. Y varios recuerdan a quien fuera su esposa Sonia Sánchez. Foto de Inocencio Valdés con comunicadores de esa época, algunos aún vigentes.