Lugar:
Fuente:
Reforma

Para viáticos a comisionados únicamente Pemex accedió a otorgar 328.88 millones de pesos. Foto: Reuters

Pemex informó que se redujeron viáticos a comisionados sindicales y se eliminaron otros apoyos al gremio petrolero, con lo que se logró un ahorro de mil 596.5 millones de pesos en la negociación del Contrato Colectivo de Trabajo 2019-2021.

La mayor reducción corresponde a viáticos a comisionados o gastos por comisión del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, que lidera Carlos Romero Deschamps.

Para ese rubro, cuyo monto previsto para 2019 fue de mil 496.72 millones de pesos, Pemex únicamente accedió a otorgar 328.88 millones de pesos para este nuevo contrato.

Por lo tanto, el ahorro será de mil 140.84 millones de pesos, un beneficio que el sindicato tenía en la cláusula 251 y que se paga directamente a los comisionados sindicales.

Otro rubro que se suprimió es el de la cláusula 251 Bis, correspondiente a ayudas al Sindicato, cuyo monto anual autorizado el año pasado fue de 353.18 millones de pesos y para la nueva versión contractual se eliminó.

Lo mismo sucedió para otro apartado de la cláusula 251 Bis correspondiente a gastos de operación del Sindicato, que el año pasado implicó una erogación de 100 millones de pesos y ahora fue cancelada.

De igual manera, los apoyos previstos en las cláusulas 169 de fomento al deporte y 170 de bandas de guerra se suprimieron, con lo que se dejarán de gastar un millón 20 mil y un millón 25 mil pesos, respectivamente.

“Parte de los ahorros logrados, permitirá el reforzamiento de las obligaciones patronales (tales como el incremento en salario y prestaciones) así como un programa para incentivar la productividad laboral”, señaló la petrolera en el comunicado.

Pemex también acordó con su sindicato un incremento salarial de 3.37 por ciento y un 1.8 por ciento de aumento en prestaciones.

Los aumentos en prestaciones se componen de un incremento de 5 por ciento en la canasta básica, 4.6 por ciento a cuotas y 2.83 por ciento a la productividad, con lo que el bono para los trabajadores pasará de 30 a 30.85 por ciento.

En congruencia con la política del Gobierno federal, Pemex señaló que asume la responsabilidad de entregar directamente a los trabajadores lo que corresponde en términos de obligaciones patronales.

Asimismo, aclaró que no se modificaron las condiciones por las que los trabajadores pueden acceder a su jubilación, no se suprimieron puestos de trabajo ni se despidieron a empleados.

Foto de Reuters