Nada tranquilo se percibe el ambiente en la sede nacional del partido tricolor. Desde el lunes se redoblaron las medidas de seguridad de cara al segundo debate que tendrían este miércoles los aspirantes a la dirigencia nacional. Reconocen que el ambiente se ha tornado “duro y peligroso”, sobre todo por “las amenazas públicas y abiertas” de los seguidores de Ivonne Ortega contra Lorena Piñón, y de los porristas de Alejandro Moreno contra Ivonne Orrtega. Por ello se cambiará el formato y habrá acceso restringido. Lo comentan en “Confidencial” de El Financiero. Foto de “El Sol de México”.