“En la pasada elección presidencial, el PRI obtuvo 9 millones 289 mil votos, el nivel más bajo de su historia. En la Cámara de Diputados cuenta con 47 legisladores, 164 menos que en 2000. En el Senado tiene 14 legisladores, en 2000 tenía 60. En los estados cuenta con 12 gobenadores cuando en 2012 logró tener 20 gubenaturas”. Lo escribe Martha Martínez en “Reforma”. Si este domingo hay una elección interna desaseada, el PRI seguirá siendo menos importante partido.