Lugar:
Fuente:
Reforma/Claudia Guerrero

En medio de la polémica sobre el costoso financiamiento a los partidos políticos, el PRI reconoció este domingo que podrían gastar hasta 80 millones de pesos en el proceso para renovar su dirigencia nacional.

Al ofrecer un primer corte sobre la jornada electoral, integrantes de la Comisión Nacional de Procesos Internos justificaron el gasto, con el argumento de que representa la tercera parte del costo calculado inicialmente, cuando se buscaba que el Instituto Nacional Electoral (INE) organizara la contienda.

Abraham Güemez, secretario técnico de la Comisión, reconoció que para poder financiar la elección fue necesario utilizar parte de las prerrogativas del tricolor, pero también recurrir al endeudamiento.

El presidente del órgano interno, Rubén Escajeda, detalló que el PRI consiguió ahorrar unos 5 millones de pesos, gracias a que el INE les prestó en comodato parte del material para realizar la elección, como las urnas y las mamparas.

Desde las oficinas del Comité Ejecutivo Nacional, informó que se reportó la instalación de 5 mil 892 mesas, de un total de 6 mil 150, lo que representa el 96 por ciento del total.

Al hablar sobre los incidentes del proceso, informaron sobre el robo de urnas en el Municipio de Tepezalá, en el Estado de Aguascalientes, con mil 240 boletas.

“La robaron de la casa de la presidenta de la casilla María Guadalupe Castillo Espinosa y se están poniendo las denuncias correspondientes”, señaló Escajeda, quien minimizó los hechos al asegurar que se trata de sólo un caso.

El funcionario priista indicó que también tienen el reporte de una mesa en Zitácuaro, Michoacán, donde no pudo instalarse la casilla por la caída de un puente.

Por otro lado, Güemez adelantó que ninguno de los aspirantes a la dirigencia nacional podrá declararse ganador de la contienda interna hasta que se conozcan los resultados formales del cómputo, que se darán el próximo miércoles 14 de agosto.

“Si alguien hace una declaración previa, primero, está impedido para hacerlo y, segundo, no tiene ninguna validez, hasta que la otorgue la Comisión”, expresó el secretario técnico.

Los funcionarios priistas detallaron que, para atestiguar la elección, sólo se registraron 51 interesados, de los cuales 31 aprobaron el examen y únicamente podrán realizar observación en los estados de Guanajuato, San Luis Potosí, Tabasco y la Ciudad de México.