El empresario Carlos Ahumada fue detenido esta tarde en Argentina, a solicitud de la Fiscalía General de la República, por una presunta defraudación fiscal, en 2016, de más de un millón de pesos en perjuicio del fisco de nuestro país. Según fuentes, será extraditado a México. El delito de defraudación no es considerado grave. La nota es de Abel Barajas en “Reforma”.