Iban muy orondos los Gallos Blancos de Querétaro con su paso invicto y el liderazgo del torneo, pero en su estadio fueron “despertados de su sueño” por el club León que los goleó 4 tantos a 0.