“Porfirio Muñoz Ledo repetiría un año más como Presidente de la Cámara de Diputados, ya que habría una maniobra para desplazar a los panistas como segunda fuerza política y debilitar su exigencia. Algunos diputados de Morena se pasarían al PT para convertirlo  en segundo en número de legisladores en San Lázaro y con derechos mayores al PAN. Y el Partido Verde se fortalecería con la suma de ex-perredistas-, se habla de Héctor Serrano y el ex-coordinador Ricardo Gallardo- para mandar al sol azteca a la cuarta posición. El control absoluto”. Lo escribe José Ureña en “24 Horas”… Se puede jugar así a la política… pero no es lo más recomendable.