Cuando Ricardo Monreal ya había obtenido el consenso de los coordinadores parlamentarios de PAN, PRI, PRD y MC para que Mónica Fernández fuera la siguiente Presidente de la Cámara Alta, la Comisión de Nacional de Honestidad y Justicia de Morena invalidó la elección de presidente de la Mesa Directiva al considerar indebida la participación de legisladores del Partido Encuentro Social en la votación. Se tendrá que convocar a otro proceso electivo. La nota es de Erika Hernández en “Reforma”. Ante ello, Martí Batres decidió ya no participar, dijo que se queda con su “victoria moral”.