El coordinador de los senadores panistas, Mauricio Kuri, está recibiendo fuertes presiones de sus correligionarios de San Lázaro. El motivo es que la bancada albiazaul no tiene aún segura la presidencia de la Cámara de Diputados, pues los morenistas amenazan quedársela los tres años de la legislatura. Por ello, buscan que los panistas en la Cámara Alta condicionen su voto a favor de la morenista Mónica Fernández para presidir el Senado, a cambio de amarrar la presidencia en San Lázaro. La hora cero será el sábado a las 11.30 horas. Lo comentan en “Confidencial” de El Financiero. Foto de “Político.mx”.