Fue Benjamín de la Rosa, mejor conocido como “El Viejo de la Rosa”, quien convocó a los diversos equipos de beisbol y a la población para que donde está el Estadio Colón- que fue inaugurado en 1943- ahí se hiciera un campo de beisbol. Miguel Martínez, de oficio albañil, fue quien dirigió la obra para la construcción de la barda perimetral. El Presidente Municipal, Francisco Navarrete, apoyó con la construcción de las gradas. Por ese campo de juego han desfilado Beto Avila, Américo Pérez, el Bobo Ortega, Godofredo Calles, Fili Durán, Alberto Sosa y Rubén Darío Mendiola, entre otros. Lo escribe Juan Armenta López en su artículo semanal.