Muy joven, de unos 27 años, Sergio Villasana Delfín, laboraba en “Nestlé”, y ganaba 5 mil como abogado en la empresa. Un día de 1969, se encontró a su maestro de la UNAM, el Dr. en Derecho García Rojas, quien era Secretario de Acuerdos en Presidencia de la República con Díaz Ordaz, y lo invitó a laborar como su asistente. A los pocos meses que ganó Luis Echeverría la elección por la presidencia, estaban ambos escuchando por TV los nombres del gabinete y ahí salió como Secretario Privado del Presidente, Ignacio Ovalle Fernnndez. El Mtro Rojas le dijo a Sergio que hasta ahí habían llegado. Pero Ovalle era compañero de juventud de Villasana y de Asistente de la Secretaría de Acuerdos de Presidencia pasó a ser el nuevo titular. ¡Chévere!