Luego de que le gritaron “espurio” por buscar prolongar su mandato, los diputados federales de oposición terminaron reconociendo la actitud de Porfirio Muñoz Ledo al renunciar a la Presidencia de la Mesa Directiva. Para continuar negociaciones, Morena presentó una inicitiva a la Ley Orgánica para que este partido continúe en la Presidencia seis meses más, obviamente con otro presidente, y el resto de los 18 meses de gestión se asigne a los partidos PAN, PRI, y ahora con la novedad del PT, ya que que el Verde y el PES le pasaron diputados a este partido para convertirse en la cuarta fuerza política y le corresponda tiempo en la presidencia.