Lugar:
Fuente:
La Jornada

La quiebra de la empresa turística Thomas Cook de Reino Unido, considerada la más antigua del mundo, ya provocó la cancelación de por lo menos dos vuelos de llegada y otro par de salida del Aeropuerto Internacional de Cancún.

A las 3:55 de la tarde de este jueves estaba programado un vuelo de Thomas Cook Airlines y su asociada Cóndor que saldría de Cancún hacia Londres y luego otro a las 5:05 de la tarde rumbo a Manchester, pero fueron cancelado.

Lo mismo sucedió con otros dos vuelos provenientes de Londres y de Manchester que tendrían que aterrizar a las 14:05 y a las 15:15 horas, respectivamente, en Cancún.

Pérdidas millonarias en varios países

Casi el 80 por ciento de los turistas británicos que visitan México escogen Cancún como su principal destino por lo que la quiebra de la agencia Thomas Cook, fundada hace 178 años, resulta muy delicado porque dejará pérdidas millonarias no sólo en Gran Bretaña, indicó Jorge Hernández Delgado, presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones Turísticas (Fematur).

La empresa deja varados a 600 mil turistas en los distintos países donde opera pero también afectará a empresas locales con las que se asocia como Bestday en el caso de México, aseguró.

En una entrevista radiofónica, Dario Flota, director del consejo de promoción turística del estado de Quintana Roo, al que pertenece Cancún, no descartó que Thomas Cook “tenga cuentas pendientes muy importantes por pagar” y destacó que Reino Unido es la principal fuente de turistas europeos para México, la mayoría de los cuales llegaba a través de dicha firma.

Desconcierto y enojo

Tras el quiebra del operador turístico británico, un irlandés que estuvo de vacaciones dos semanas en el Caribe mexicano, espera impaciente en el aeropuerto de Cancún este lunes abordar un vuelo alternativo que lo traslade a su país

“Debíamos volar a Londres pero ahora vamos a Manchester, por lo que voy a perder mi vuelo a Irlanda. De Manchester voy a Liverpool y de ahí a Irlanda. Eso nos dijeron en el hotel, pero no tengo ni idea. Al menos no tuve que pagar nada”, dijo a la agencia AFP.

Miradas de desconcierto, desesperadas llamadas por teléfono móvil y expresiones de enojo mezcladas con cansancio prevalecen en la fila que se formó ante los mostradores de Thomas Cook en el aeropuerto de Cancún, puerta de entrada a este balneario, la Riviera Maya y Tulum, los mayores receptores de turistas extranjeros en México.

“Había dos vuelos programados para la tarde a Manchester y Londres, que fueron cancelados. Estamos apoyando a personal que envió la embajada de Gran Bretaña en Ciudad de México para atender a los pasajeros”, dijo a la AFP Eduardo Rivadeneira.

Entre los viajeros había algunas familias con niños, además de jóvenes estudiantes, preocupados por regresar a clases, adultos impacientes por tener que presentarse a trabajar y algunos turistas mexicanos que viajarían a Europa por Thomas Cook.

“Cuando vimos que nos pusieron en un vuelo de Thomas Cook no nos preocupamos porque es una compañía tan grande. Y pasó lo de ayer y no sabemos cómo vamos a volar a casa”, relató Matt, un británico quien probablemente viajará en una aerolínea española a Manchester, desde donde tendría un trayecto de cinco horas en autobús hasta su destino final.

“Bueno, por lo menos pudimos hacer nuestro viaje de vacaciones. Algunas personas no podrán”, apuntó.