El Pleno del Senado aprobó en lo general la Ley General de Educación, con 78 votos a favor, 26 en contra y 6 abstenciones. La oposición reprochó la intervención del sindicato magisterial y la desaparición del Instituto Nacional de Infraestructura Educativa, encargada de construir planteles. La nota es de Zedrik Raziel en “Reforma”.