Lugar:
Fuente:
Afp

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó este jueves a su homólogo estadunidense, Donald Trump, de atacarlo para desviar la atención tras una investigación parlamentaria emprendida el martes por los demócratas, que constituye el primer paso de una eventual destitución.

Trump “fue a esa reunión buscando escaparse de la noticia del impeachment que han iniciado contra él”, afirmó Maduro a su regreso a Caracas luego de una visita oficial a Rusia en la que fue recibido por el presidente Vladimir Putin.

Los demócratas señalan a Trump de supuestamente presionar a Ucrania para perjudicar a su rival político Joe Biden.

El mandatario socialista reaccionó así a un encuentro el miércoles entre el presidente estadunidense y representantes de más de 20 países de la región en la que Trump aseguró que Venezuela ha sido “destruida por el socialismo”, pero “serán libres”.

En el encuentro al margen de la Asamblea General anual de la ONU, el mandatario estadunidense denunció que Venezuela “atraviesa una tragedia de proporciones históricas”.

Washington, que reconoce junto a medio centenar de países como presidente encargado al líder opositor Juan Guaidó, busca asfixiar a Maduro, a quien tilda de “dictador”, con una batería de sanciones que incluyen un embargo petrolero vigente desde abril.

El miércoles la Casa Blanca anunció nuevas sanciones que prohíben la entrada a suelo estadounidense de altos funcionarios venezolanos, medida que se aplica también a sus familiares.

Maduro, bajo cuyo gobierno la otrora potencia petrolera cayó en la peor crisis de su historia reciente, celebró el “éxito absoluto y total” de su visita a Rusia, uno de sus principales aliados junto a China, Turquía y Cuba.