Lugar:
Fuente:
El Financiero

El Banco de México (Banxico) anunció este jueves su decisión de política monetaria, en el que informó de un nuevo recorte de 25 puntos base a la tasa de interés.

El movimiento se dio en línea con lo esperado por el mercado, pues 21 de 24 economistas consultados por Bloomberg veían una repetición del recorte anunciado en agosto, que fue el primero en más de cinco años.

Con ello, el referencial quedó ahora en 7.75 por ciento.

¿Qué implica? Aquí te contamos:

1. El Banco de México tiene como único mandato preservar el valor de la moneda. ¿Cómo lo hace? A través de la política monetaria, buscando que el país registre una inflación ‘saludable’. Para esto, el Banco Central tiene un rango objetivo de 3 por ciento +/- un punto porcentual.

2. En la primera quincena de septiembre, ese índice se ubicó dentro de ese rango, al reportar una variación anual de 2.99 por ciento, lo que significó su menor nivel desde 2016 para ese mismo periodo.

3. A este dato se suma que la economía presentó un estancamiento en los trimestres previos (un avance de 0.02 por ciento en el segundo trimestre y una contracción de 0.2 por ciento en el primero). Esta ‘conversión’ de situaciones da al Banco de México el espacio suficiente para dictaminar un recorte a su tasa.

Si bien su mandato no es el crecimiento económico, la salud de la economía nacional implica en las decisiones del Banxico en busca de cumplir con su mandato.

Ese detalle se puede observar en el siguiente párrafo del comunicado de la institución publicado este jueves. “La política monetaria debe actuar con prudencia si por diversas razones se eleva considerablemente la incertidumbre que enfrenta la economía”.

4. ¿Un recorte a la tasa es bueno o malo para la economía? Depende el ciclo económico en el que se encuentre el país. En el contexto actual de la desaceleración, el recorte puede ayudar a un mayor crecimiento.

5. La medida puede actuar como un impulso para el consumo, pues los créditos que utilizan tanto las personas como las empresas se abaratan, esto porque los bancos toman la tasa de interés de Banxico como referencia.

6. Así, las empresas pueden adquirir financiamientos para ampliar sus operaciones o adquirir maquinaria o equipos de trabajo y en el caso de las personas, pueden optar por adquirir bienes como automóviles, televisiones, etc.

7. La tasa también es referencial para instrumentos de inversión. Si bien se mantiene en un atractivo 7.75 por ciento, la disminución de 50 puntos base en dos reuniones consecutivas del Banxico puede influir para que empresas o personas decidan mejor invertir su dinero en adquisiciones y con ello ‘mover’ la economía, y no en dejarlo guardado en el banco.

8. Ojo, cabe señalar que cada banco elige en qué momento reflejará en su tasa de interés los recortes que el Banco de México haga a la suya.

9. ¿Vendrán más recortes? En su comunicado de Política Monetaria, el Banxico señaló que “la Junta de Gobierno continuará dando seguimiento cercano a todos los factores y elementos de incertidumbre que inciden en el comportamiento de la inflación y sus perspectivas, y tomará las acciones que se requieran con base en la información adicional”.

El mercado anticipa que podría haber otro recorte a la tasa este año.

El Banco Central todavía tiene dos reuniones sobre política monetaria en el calendario: el 14 de noviembre y el 19 de diciembre.