En la marcha por el 2 de octubre, un grupo de manifestantes, algunos de ellos encapuchados, que volvieron a actuar con violencia, fue encapsulado por policías capitalinos en la calle 5 de mayo, a unas cuadras del Zócalo. La medida generó empujones. Entre la escaramuza, algunos jóvenes escaparon y se quitaron las máscaras que ocultaban sus rostros, pero otros sí quedaron encapsulados. La nota es de César Martínez en “Reforma”.