“En el periodo enero-junio, la inversión en infraestructura pública en México cayó 19 por ciento a tasa anual en términos reales, el descenso más pronunciado desde 2006. Y para el próximo año la propuesta del gobierno federal es bajarle un 6 por ciento a este tipo de inversión, por lo que no se ve cómo se piensa impulsar el crecimiento económico”. Lo escriben en “Templo Mayor” de Reforma”.