Sin duda, este sábado fue un gran día para los directivos, el técnico, los jugadores y los simpatizantes del Cruz Azul que habían sufrido muchas humillaciones futbolísticas de parte del América y sus fans. Ayer, en redes sociales los más prudentes de éstos, guardaron silencio. Los burlones de siempre sacaron fotos de las vitrinas vacías de trofeos de Liga de los celestes, en lugar de felicitar al rival que jugó mejor y los superó. Y el técnico de las Aguilas, “El Piojo” Herrera, después de su expulsión, se refiríó al árbitro como ” el puto que viene atrás”.