“Quien se supone que tendría que fiscalizar al gobierno resultó ser ¡su porrista! Ayer, en Oaxaca, el Auditror Superior de la Federación, David Colmenares, le echó muchas flores a AMLO. Pero con esa devoción que siente por el Presidente, se ve difícil que vaya a ser imparcial a la hora de revisarle las cuentas de su gobierno. Quienes conocen de la política oaxaqueña aseguran que el ex-Secretario de Finanzas de ese estado, sigue soñando con ser algún día gobernador y, por eso, quiere ir acomodándose para el 2022”. Lo escriben en “Templo Mayor” de Reforma.