Lugar:
Fuente:
Reforma

El jueves, el biólogo mexicano Antonio Lazcano dio a conocer el fallo de un juicio de amparo que él mismo interpuso y que resolvió su reincorporación a la Comisión Dictaminadora del Área 2 del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Conacyt, de la que fue separado el mes pasado supuestamente por acumular ocho ausencias en sesiones plenarias.

“Estarían en una falta pavorosa si no lo hacen, una falta que es penada”, dijo a REFORMA Lazcano, cuya destitución fue criticada en su momento por el gremio, dado que se dio tras diversos juicios en los que el científico criticaba las políticas del Consejo encabezado por María Elena Álvarez-Buylla.

No obstante, a la “falta” en la que caería el Conacyt, el titular del SNI, Mario de Leo, le hizo llegar al biólogo la noche del mismo jueves, hacia las 22:00 horas, una carta donde le reiteraba la decisión, aunque sin hacer referencia alguna a la resolución del amparo.

“Debido a que usted dejó de asistir a las sesiones plenarias de la Comisión Dictaminadora de la que formaba parte los días 10, 11 y 12 de julio de 2019, tal y como obra en sendas listas de asistencia, sin presentar justificación para dichas faltas (….) esta Dirección le notifica que ha perdido la condición de miembro”, indica la misiva.

Y cierra: “No obstante, el SNI agradece enormemente el tiempo, la dedicación y la labor que realizó”.

“Ahora el Conacyt puede entrar al área de responsabilidades al desacatar una resolución judicial que ordena la reincorporación del doctor Antonio Lazcano en la Comisión Dictaminadora”, tuiteó este viernes al respecto Fausto Kubli-García, académico de la Facultad de Derecho de la UNAM.

La resolución de restitución en la Comisión Dictaminadora, en tanto se resuelve si la destitución es legal o no, provino del juzgado octavo de distrito en materia administrativa del primer circuito, al que fue turnado el juicio de amparo bajo el número de expediente 1433/218.

Mientras tanto, las autoridades deberían de abstenerse de designar a un nuevo miembro.

Lazcano, quien ha negado la acumulación de ocho ausencias, fue considerado dentro de la Comisión del SNI tras ser elegido mediante el voto de colegas en un proceso de auscultación.

“Si no protestaba (por la destitución), quedaba en manos del Conacyt nombrar a una persona que me sustituyera, con lo cual la comunidad que me había elegido legítimamente perdía representatividad”, dijo el biólogo a REFORMA.