En Washington, el Banco Mundial hizo un llamado para reanimar el comercio global, y sugirió a los países a desarrollar medidas que propicien la participación de las empresas domésticas en las cadenas de valor del globo. Su presidente David Malpass. propuso que para lograrlo es importante fortalecer el estado de derecho y renovar las reformas estructurales en todos los países, avanzados, emergentes y a punto del desarrollo. La nota es de Luis Miguel González en “El Economista”.