“Con mucho dolor, escribo para decirles que mi padre ha muerto. Así, de pronto, inesperadamente. Lo estaremos velando en la sala 2 de Bosques del Recuerdo, en esta capital, para quien quiera Acompañarnos. Me duele el cuerpo, gracias a él soy yo”, escribió pasada la medianoche de ayer la estimada periodista Magda Zayas. Nuestras condolencias para ella y sus familiares deseando pronta resignación. Descanse en paz su padre.