Existen personas a las que desde niños o jóvenes les ponen un apodo y se les queda para toda la vida. Al que escribe estas Cápsulas, en Coatepec le pusieron “Colipa” y cuando voy a la vecina ciudad, quienes me conocieron de joven me llaman de esa manera. Existen otros apodos comunes en esa región: “Caquitas”, “Tripa de leche”, “Huesitos”, “El Pichi”; “El Colorado”; “Pedro el Malo”, “Nanche Villa”, “El Muégano; “El Chacachá”, “El Guero Coches” “El Rapídín”, “El Pelón”, “El Tete”; “El Neto”, El Betote”. “El Pipiaco”, “Clark Kent”; “los Kennedy”, “Tío Cabe”, “El  Cacama”, El Nonis” y otros más de Coatepec, varios de ellos ya finados… Y de Xalapa: “Marmolito”, “Petunia”, “Negro”, “El Tiburón”, “El Pato” (porque come y de inmediato “hace del cuerpo”), “El Cuadrado”, “La Flecha”, “El Diablito”, “El Merengue” y “El Cacala”. ¿Ustedes, cuáles más conocen?