“No temas mi señor, estoy alerta, mientras tú de las penas te deslindas, y con el sueño tu dolor mitigas, dejando el alma a la esperanza abierta. Vendrá la aurora, y te diré despierta, huyeron ya las sombras enemigas, soy compañero fiel en tus fatigas y celoso guardián junto a la puerta”. La escribió Ninfa Cuervo en Facebook.