Lugar:
Fuente:
El Financiero

El peso mexicano cayó este martes luego de que el dólar comenzó a fortalecerse tras la publicación de datos económicos en Estados Unidos.

De acuerdo con datos del Banco de México (Banxico), la moneda mexicana se depreció 0.08 por ciento, o 1.5 centavos, a las 19.21 unidades por dólar.

En ventanilla bancaria, el dólar se vende en 19.51 pesos, cifra 4 centavos por encima del cierre reportado el lunes por Citibanamex.

Antes de la apertura de operaciones, el presidente de China, Xi Jinping, reiteró en Shanghái el compromiso de su nación con el orden comercial global y señaló que el país asiático “continuará bajando los aranceles y los costos de transacción institucional”.

Por separado, el Banco Central chino redujo el costo de los fondos de un año para los bancos, en un esfuerzo por calmar los nervios sobre el endurecimiento de la liquidez. Su primer movimiento a la baja desde 2016, además, se realizarán préstamos por 400 millones de yuanes.

Estas medidas posiblemente están señalando que la institución continuará aumentando su postura acomodaticia, aunque de manera muy gradual, explicó el equipo de analistas de Grupo Financiero Banorte en una nota.

El índice Bloomberg, que mide la fortaleza del billete verde frente a una canasta de diez divisas, se apreció 0.26 por ciento, a los mil 200 puntos.

En datos económicos, la balanza comercial estadounidense reveló que las importaciones provenientes de China se contrajeron a una tasa mensual de 4.9 por ciento durante septiembre, mientras que las exportaciones a ese país cayeron 10 por ciento.

De manera general, las exportaciones se contrajeron a una tasa mensual de 0.9 por ciento, mientras que las importaciones se contrajeron 1.7 por ciento, permitiendo que el déficit comercial se redujera de 55 mil millones de dólares a 52.5 mil millones de dólares.

Los datos del ISM no manufacturero mostraron que el índice alcanzó los 54.7 puntos durante octubre, superando las estimaciones de los analistas. Los detalles subyacentes revelan un repunte en el componente de empleo.

En general, el resultado del sector no manufacturero se aceleró respecto al resultado de septiembre. Sin embargo, los encuestados siguen mostrando preocupaciones por las tensiones comerciales, el desempeño e implicaciones del mercado laboral y el panorama geopolítico y económico.

En contraste, los PMI’s de servicios de Markit mostraron una caída a los 50.6 puntos, su nivel más bajo desde febrero de 2016. El informe señaló que el índice mostró el descenso del empleo más rápido en casi una década.

En intervenciones de miembros de la Fed, Robert Kaplan, presidente del organismo en Dallas, dijo que la política monetaria “esta donde necesita estar” y agregó no ser un fanático de las tasa negativas.

“Alrededor del 23 por ciento de la deuda global tiene tasas negativas, lo que indica una desaceleración del crecimiento y la actividad de los bancos centrales, situación que no es saludable y distorsiona”, comentó

Sobre el riesgo de una recesión en 2020, Kaplan agregó que esta este escenario es poco probable.

En otro evento, Thomas Barkin, presidente del Fed de Richmond, señaló que la decisión de la Fed de bajar las tasas no significa que una recesión sea inminente, pero sí refleja el hecho de que hay mucha incertidumbre sobre las perspectivas.