Opositores y partidarios de Evo Morales protagonizaron choques en las calles de La paz a un día de su renuncia a la presidencia de Bolivia. Elementos de la policía fueron desplegados en zonas de la capital para hacerles frente a los disturbios. El comandante de la policía boliviana, general Yuri Calderón, renunció al cargo en medio de fuertes críticas por la supuesta inacción de la fuerza para frenar los hechos vandálicos ocurridos en La Paz tras la renuncia del presidente. Lo publica “Reforma”. Foto de “Reuters”.