El ex-dirigente petrolero Carlos Romero Deschamps fue acusado ante la Fiscalía General de la República por una supuesta transa de 50 millones de pesos descontados a los trabajadores de Pemex para donarlos a los damnificados de los sismos de septiembre de 2017. Conforme la denuncia, el descuento no sólo fue arbitrario, sino que no hay claridad de que se haya entregado íntegro a los damnificados. La nota es de Benito Jiménez en “Reforma”.