Al menos tres policías resultaron muertos y siete heridos en un atentado con explosivos perpetrado contra una comisaría del municipio de Santander de Quilichao este viernes por desconocidos, en el convulso departamento colombiano del Cauca. Tras el ataque, el Presidente Iván Duque condenó los hechos y ordenó ubicar a los responsables. La explosión ocurrió en una región montañosa donde operan disidencias de las FARC, la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional y bandas criminales. La información es de EFE y Reuters y la publica “Reforma”. Foto de Twitter.