Lugar:
Fuente:
AP/Reforma

Miles de uruguayos se reunieron el sábado en la tradicional rambla montevideana ataviados con banderas blancas y celestes para celebrar la victoria del virtual Presidente electo, Luis Lacalle Pou.

Tras el escrutinio realizado durante la semana, Lacalle Pou resultó finalmente electo con el 48.87 por ciento (un millón 189 mil 313 votos) frente al candidato oficialista, Daniel Martínez, que logró un 47.35 por ciento (un millón 152 mil 271 votos) en segunda vuelta, según se informó el sábado.La diferencia de votos creció de 28 mil 666 en el primer escrutinio a 37 mil 42 en el segundo, lo que supone el fin de 15 años de gobiernos del izquierdista Frente Amplio.

Lacalle Pou llegó al balotaje como candidato del Partido Nacional, pero tras la primera vuelta selló un acuerdo con otras cuatro fuerzas que van desde la derecha a la centroizquierda.

“El 24 de noviembre, por primera vez en la historia del país, cinco partidos políticos entendieron el mensaje de la mayoría de la ciudadanía”, dijo Lacalle Pou en el mitin de victoria.

El de Lacalle Pou será el sexto Gobierno del Partido Nacional en la historia de Uruguay y apenas el segundo desde que Uruguay recuperó la democracia luego de la dictadura militar que gobernó entre 1973 y 1985.

Lacalle Pou es un abogado aficionado al surf de 46 años, ex senador e hijo del ex Presidente Luis Lacalle Herrera (1990-1995).

Será también la primera vez que el país sudamericano tenga una vicepresidenta mujer, Beatriz Arguimón, según se anunció en el acto.

Aunque las celebraciones previstas para el viernes fueron suspendidas por mal tiempo en el país, el sábado la multitud se congregó en un día soleado a la altura de Kibón, en la mítica rambla montevideana, para celebrar la victoria de su candidato, casi una semana después de las elecciones.

Lacalle Pou saludó y se tomó selfies a su llegada al acto con muchos de sus simpatizantes que se encontraban en las primeras filas.

El derrotado candidato oficialista Martínez ya había felicitado a Lacalle Pou el viernes en su sede electoral y reconocido su victoria un día antes.

Durante los tres gobiernos consecutivos del Frente Amplio la economía creció, el poder adquisitivo de los salarios experimentó una fuerte subida y se sancionaron leyes que garantizaron derechos como el casamiento gay, el aborto y la venta de marihuana en farmacias.

Sin embargo, el tercer Gobierno de la coalición de izquierda, encabezado por el Presidente saliente Tabaré Vázquez, ha tenido problemas importantes y finaliza con un índice de aprobación muy inferior a los anteriores.

Una reforma educativa fracasó, el vicepresidente Raúl Sendic debió renunciar en 2017 jaqueado por casos de corrupción, la inseguridad creció hasta alcanzar un récord de 414 homicidios en 2018, la economía se estancó, se perdieron 50 mil puestos de trabajo, el desempleo subió al 9 por ciento y el déficit fiscal trepó al 4.9 por ciento.

Foto de Reuters.