Las ventajas de ir a estudiar al extranjero con una beca son un sinfin, no sólo en materia económica, tambiés se aprenden otros idiomas, conoces una cultura distinta, haces nuevas amistades. puedes tener una ventaja competitiva en el currículum, pero pudiera existir algo aún más importante: el crecimiento académico. La nota es de María Isabel Chaos en “El Economista”.