Hace más de dos meses, aquí escribimos, por información de un amigo, que el portero del Veracruz, Sebastián Jurado, había rentado una casa en el sur de la CDMX porque a partir del torneo 2020 jugaría con el Cruz Azul. Y aunque por ocasiones parecía que esa contratación se caía, finalmente este martes se concretará una vez que pase los exámenes médicos de rigor. Su contrato es por tres años. Con información de “Medio Tiempo”.