Lugar:
Fuente:
Reforma/César Martínez

 

El Gobierno de México no tiene la intención de romper relaciones diplomáticas con Bolivia, aseguró la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Cuestionada sobre la expulsión de la Embajadora mexicana en Bolivia, María Teresa Mercado, Sánchez Cordero aseguró que la sede diplomática seguirá operando en el país sudamericano.

“”Hasta ahorita la Secretaría de Relaciones Exteriores, hasta donde yo tengo conocimiento, no tiene intención de romper relaciones con Bolivia y va a seguir”, aseguró en conferencia de prensa.

“Continúa la Embajada de nuestro País en Bolivia, seguiremos trabajando dentro de la Embajada, habrá personas encargadas de los negocios”.

Sánchez Cordero defendió la labor de María Teresa Mercado como Embajadora mexicana, y calificó como Gobierno de facto a quienes ocupan los cargos de poder en Bolivia.

“No es improvisada la política exterior de México ni tampoco ha sido resultado de una imparcialidad”, atajó la Secretaria, ante críticas en redes sociales.

“No podemos negar que existe tensión entre el Gobierno de México ahorita las autoridades de Bolivia”.

La funcionaria agregó que, en caso de que los mexicanos residentes en Bolivia decidan regresar a México, se tendrá un plan para darles oportunidades de trabajo.

“Son mexicanos y pueden regresar a su país en el momento en que lo decidan hacer”, dijo.

El Gobierno interino de Bolivia declaró persona no grata a la Embajadora Mercado, y a otros dos diplomáticos españoles.

Las autoridades bolivianas también dieron 72 horas a los representantes para abandonar el país, ante lo cual, la SRE instruyó a Mercado a regresar a México.

.