Lugar:
Fuente:
Reforma/ErikaHernández

 

Al afirmar que 2019 no fue un mal año, el Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que hay problemas pendientes en los que su Gobierno debe aplicarse en 2020, como la inseguridad.

Desde la zona arqueológica de Palenque, Chiapas, el Primer Mandatario insistió en que hubo crecimiento y desarrollo.

“El 2019 no fue un mal año, tenemos que decir que avanzamos. Puedo asegurar que se acabó con la corrupción, sobre todo arriba, estamos limpiando la corrupción en el gobierno, no hay impunidad, la economía se mantuvo estable, se fortaleció el peso, no hay inflación, se aumentaron los salarios mínimos.

“Hay bienestar, sobre todo hay desarrollo, crecimiento económico. ¿Cuál es la diferencia entre crecimiento y desarrollo? El crecimiento es que haya dinero, el desarrollo es que haya dinero y se distribuya con justicia la riqueza, es lo que sucedió este año”, indicó.

En su lista de logros, el Presidente aseguró que esto se dio porque muchos mexicanos están recibiendo apoyos, como nunca antes.

Sin dar detalles, el tabasqueño afirmó que hay problemas pendientes, como la inseguridad.

“Hay que decirlo y reconocerlo para aplicarnos más, tenemos problemas pendientes, asignaturas pendientes, como es el caso de la inseguridad, pero tengo la confianza de que vamos a ir apaciguando, vamos a ir serenando al País.

“Porque no se permite la corrupción, se están atendiendo las causas, es decir, tiene que haber progreso y justicia, bienestar para la gente, se tiene que atender a los jóvenes”, dijo..

El Mandatario, quien se encuentra en Chiapas por vacaciones, pidió unidad para 2020.

“Y mando un abrazo sincero a todos los mexicanos, independientemente de la corriente de pensamiento a la que se pertenece o a la región que se profese, tenemos que unirnos todos los mexicanos y les deseo felicidades para el 2020”, agregó en un video publicado en su cuenta de Twitter.

Foto de Twitter.