Cerca de 50 entrenadores  que trabajan en el Centro Nacional de Alto Rendimiento aun esperan que la Conade, que encabeza Ana Gabriela Guevara  pague sus salarios de noviembre y diciembre , hecho que tiene molestos  a los preparadores y mortificados a l,os atletas. ¿Será que Guevara y su equipo piensen que someterlos a ese tipo de “prueba de resistencia”, justo en la etapa final de la preparación, ayuda a forjar el carácter? Es pregunta que no da vuelta olimpíca. Lo escriben en “Templo Mayor” de Reforma”.