Decenas de manifestantes tomaron las calles de la capital iraní de Teherán para mostrar su descontento por el asesinato en bombardeo del comandante iraní de la Fuerza Quds, Quasem Soleimani, así como también del comandante de la milicia iraquí Abu Mahdi al Mutandis, por parte de estados Unidos. El asesinato de Soleimani  ha generado diferentes reacciones en distintas  naciones. Irak, Siria y Rusia  condenaron el taque  y coincidieron en que esto puede traer inestabilidad a la nación. Irán a su vez prometió “duras represalias” y l,o consideró como un acto terrorista. La información es de “Reforma”. Foto de “Images Getty”.