Lugar:
Fuente:
Afp

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, anunció este jueves que varias fuentes de inteligencia, incluidos los servicios canadienses, sugieren que el Boeing 737 que se estrelló cerca de Teherán el miércoles fue “derribado por un misil tierra-aire iraní”.

“Tenemos información de múltiples fuentes, incluidos nuestros aliados y nuestros propios servicios”, que “indica que el avión fue derribado por un misil tierra-aire iraní. Puede que no haya sido intencional”, dijo en una conferencia de prensa.

El primer ministro canadiense insistió en que estos últimos desarrollos “refuerzan la necesidad de una investigación exhaustiva sobre este asunto”.

“Como dije ayer, los canadienses tienen preguntas y merecen respuestas”, dijo.

El desastre, que resultó en la muerte de 176 personas, incluidos 63 canadienses, ocurrió poco después de que Teherán disparara misiles contra bases militares utilizadas por el ejército estadunidense en Irak.

El vuelo PS752 de Ukrainian International Airlines (UIA) despegó el miércoles a las 06H10 (02H40 GMT) desde Teherán en dirección a Kiev, pero se estrelló minutos después.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó este jueves sus “sospechas” sobre la causa de lo ocurrido cuando, según varios medios, la inteligencia estadounidense está cada vez más convencida de que el avión fue derribado por error por Irán.

Irán pide a Canadá que comparta datos sobre derribo de avión ucraniano

Tras las declaraciones del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en el sentido de que un misil antiaéreo iraní haya derribado un avión comercial cerca de Teherán la noche del martes, Irán pidió a Canadá que comparta la información que señala.

Irán pidió este jueves a Canadá que le comparta su información sobre el accidente del Boeing ucraniano en el que murieron 176 personas, luego de que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, afirmara que fue derribado por un misil iraní.

En un comunicado publicado en reacción a lo que llamó “ciertas puestas en escenas dudosas”, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán pidió a Canadá “compartir” esas informaciones con la comisión de investigación iraní e invitó a Boeing, fabricante de la aeronave, a “participar” en esa indagación.