Bien harían los responsables de las áreas correspondientes en revisar la operación, con la especificación de reglas claras y la determinación si habrá o no cuotas en la atención médica de tercer nivel en el caso del nuevo Instituto de Salud INSEBI que sustituyó al Seguro Popular. Lo mismo en el caso de la construcción y operación de 2 mil 700 sucursales en todo el país del Banco del Bienestar en cuanto a su vialidad financiera, monto de cobro de comisiones y la comparación con otras opciones como usar las oficinas de Diconsa y Liconsa o utilizar corresponsales financieros, opinaron expertos a “Reforma”.