Luis Mauricio Suárez, originario de esta capital, ha sido de los mejores beisbolistas mexicanos de los últimos 20 años. Normalmente su bateo estaba arriba de 300. Y jugó con muchos equipos de la Liga Mexicana y la del Pacífico. Ya está retirado del beisbol y vive en Mérida Yucatán, donde puso una Escuela de Beisbol. Nos los confirmó su padre, el estimado doctor Carlos Suárez, asiduo asistente, junto con su esposa, al restaurante “Apache 31”. Foto de “Mixtequilla beisbol”.