Los trabajadores de la llamada “generación de transición” del régimen de retiro, que al retirarse opten por una pensión del IMSS, tendrán un tope de 10 salarios mínimo, no de 25. Lo anterior lo aclaró la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al resolver una contradicción de tesis entre tribunales federales que amenazaba con incrementar la pesada carga fiscal que estas pensiones representarán hasta el año 2080. La generación de transición” la conforman unas 20 millones de personas que ya cotizaban en 1997, cuando entraron en vigor las afores. La nota es de Víctor Fuentes en “Reforma”.