En una de las decisiones más significativas de su pontificado el Papa Francisco rechazó este miércoles una propuesta para permitir que algunos hombres casados puedan ser ordenados en la región amazónica para aliviar una aguda escasez de sacerdotes. El Papa ni siquiera lo mencionó en su exhortación sobre el Sínodo de la Amazonia, publicada hoy. Los obispos de la región amazónica sí lo habían aprobado el año pasado. La información de agencias la publica “Reforma”. Foto de EFE.