La confianza de los consumidores en la economía del país y sus hogares registró en febrero una disminución anual de 4.7 puntos, lastrada por menores perspectivas de que la economía mejore, reportaron el INEGI y el Banco de México. El indicador de confianza decreció 0.2 por ciento. En lo inmediato se estima una baja moderada por efecto del brote del Covid-19, similar a la ocurrida de 1.1 puntos en mayo de 2006, cuando ocurrió la epidemia del A/H1N!. La nota es de Dora Villanueva en “La Jornada”.