“Hoy el seco y duro golpe a la cotización del oro negro- el petróleo-, opacó el movimiento cotidiano de esta gran ciudad, Nueva York.  Hasta Wall Street, el corazón histórico del distrito financiero y permanente hogar de la Bolsa de Valores de la Gran Manzana, se sintió el terremoto financiero. Periodistas  de diversas partes del mundo se arremolinan ante la sede financiera neoyorquina para obtener informaciómn y difundirla puntualmente.. Hay más reporteros que turistas por el pánico que provoca la amenaza de la pandemia del covid-19”. Es parte del reportaje que Cecilio García Cruz escribió el 10 de marzo  en “elnumerouno,news”.