Lugar:
Fuente:
Washington Post/Reforma

Fuera del MGM National Harbor Hotel & Casino de Maryland, la pandemia de coronavirus ha alterado gran parte de la vida cotidiana y ha enviado a la economía de Estados Unidos hacia la recesión.

Pero el sábado por la noche, un hombre bañado con luces de neón en el piso de juego se puso una máscara de respiración y guantes de plástico negro para probar su suerte en una máquina tragamonedas llamada “Kronos Padre de Zeus”. Sería uno de los últimos clientes del casino.

Durante el fin de semana, la intensificación del brote de coronavirus, y sus consecuencias económicas sin precedentes, provocaron cierres masivos dentro de la industria de los casinos. Wynn Resorts anunció que cerraría sus propiedades Wynn Las Vegas y Encore a partir de las 6 p.m. del martes, agregando que a todos los empleados a tiempo completo se les pagaría a pesar de los cierres temporales.

MGM Resorts International dijo que cerraría todas las operaciones de los casinos de Las Vegas el lunes y que los hoteles seguirían el martes. También dijo que no aceptará reservas antes del 1 de mayo.

También este domingo, el gobernador de Maryland, Larry Hogan, un republicano, ordenó que los casinos, pistas de carreras e instalaciones de apuestas de transmisión simultánea del estado cerraran indefinidamente.

La crisis de salud pública está haciendo que la economía se arrastre lentamente, volcando industrias enteras, desde deportes hasta viajes y entretenimiento, y generando despidos en todo el país. El gasto de los consumidores se ha desplomado a medida que las personas se alejan cada vez más de restaurantes, centros comerciales e incluso de sus propios lugares de trabajo para mitigar la propagación del virus altamente contagioso, que ha matado a miles de personas en todo el mundo y se ha detectado en docenas de países y casi todos los estados.

Ahora los casinos se sienten presionados cuando los clientes evitan manejar fichas, efectivo, máquinas tragamonedas y naipes. El distanciamiento social es difícil de vender en las mesas de baccarat.

Con muchas de las atracciones más grandes del país, desde Disneyland hasta March Madness, preparándose para la pandemia, no está claro cuánto tiempo más puede resistir la industria de juegos de casino de 261 mil millones dólares al año, que genera 1.8 millones de empleos. Un cierre prolongado podría tener efectos devastadores en los puntos calientes de los juegos como Las Vegas y Atlantic City, donde la industria es un gran empleador regional y el principal motor económico en esos estados.

Robert Norton, presidente de Live! Casino & Hotel, cerca de Baltimore, dijo a The Washington Post que no “entendió la lógica o la efectividad” de la decisión de Maryland de cerrar los casinos. Señaló que no se habían tomado medidas similares contra los restaurantes, bares o aeropuertos del estado. El sábado, cinco de los casinos de Maryland habían anunciado planes para reducir a la mitad la cantidad de clientes permitidos dentro, para limitar el contacto de persona a persona.

“Desafortunadamente no ha habido comunicación directa con esta industria desde el estado”, dijo Norton. “Nos enteramos justo antes de que se hiciera el anuncio”.

Temprano en el día, Hogan dijo en un comunicado de prensa que las “acciones sin precedentes” se debieron a la “situación extraordinaria, pero podrían ser la diferencia para salvar vidas y mantener a las personas seguras”.

Norton dijo que Live reservaría 5 millones de dólares para cubrir los salarios y beneficios de sus aproximadamente 2 mil 500 empleados, incluidas las porciones por hora y propina de sus salarios.

Antes del anuncio del domingo sobre las propiedades de MGM en Las Vegas, la compañía ya había comenzado los permisos y despidos, informó el Las Vegas Review-Journal. Varios empleados de MGM habían dado positivo por coronavirus, según una carta a los trabajadores obtenida por los medios de comunicación de Las Vegas.

Aún así, Las Vegas Sands dijo hoy que mantendría abierto The Venetian Resort Las Vegas y The Palazzo at The Venetian Resort. La compañía dijo que no estaba considerando despidos o cambios en los beneficios de atención médica existentes.

Massachusetts también cerró todos sus casinos; los reguladores dijeron que los tres se apagarían durante al menos dos semanas. La Junta de Juego de Illinois ordenó el cierre de los 10 casinos del estado durante dos semanas a partir del lunes. Otros grupos de juego están cerrando cada día.