El Presidente de Argentina, Alberto Fernández, anunció este jueves que toda la población deberá guardar un aislamiento obligatorio desde este viernes y hasta el 31 de marzo, para enfrentar la propagación del coronavirus. Fernández señaló que habrá situaciones permitidas, ya que se podrá salir para situaciones básicas como ir a comprar a negocios de cercanía como supermercados y farmacias, que permanecerán abiertas. Habrá sanciones penales para quien incumpla, señaló. La información es de EFE y la publica “Reforma”. Foto de Xinhua.